Fundaz – Equipamiento

En 2013, ya siendo responsable de diseño de Grupo Inara, tuvimos la oportunidad de presentarnos a un nuevo concurso privado para el equipamiento de la residencia de mayores Santa Bárbara, gestionada por la Fundación Agustina Zaragoza. Se realizó un proyecto de equipamiento incluyendo todo lo necesario para la puesta en marcha de la residencia en tiempo récord y se mantuvieron una serie de reuniones con la gestora hasta presentar el proyecto final. Al tratarse de una residencia orientada en gran medida a la atención a asistidos (personas mayores que no son autónomas), se centró el diseño en las habitaciones dobles, que eran la gran mayoría, y en cómo conseguir que los residentes se sintiesen cómodos y pudiesen disfrutar de cierta intimidad, siempre teniendo en cuenta sus circunstancias personales.

Todo el mobiliario se escogió desde un punto de vista funcional sin renunciar a una estética que transmitiese serenidad y confort, con un colorido suave y alegre. La pieza fundamental del diseño de las habitaciones era el cabecero de las camas que hacía también las funciones de mesilla, separador e iluminación puntual. Para este cabecero, que se realizaría en nuestras instalaciones totalmente personalizado, se presentaron distintas versiones para adaptarlo a distintos presupuestos o distribuciones de la habitación.

Para desarrollar este proyecto se hizo un estudio de ergonomía, normativa vigente y recomendaciones para los trabajadores en este tipo de instalaciones y se acompañó de una memoria justificativa donde se explicaba exhaustivamente la intención estética y funcional del diseño de cada estancia de la residencia.

El diseño del cajetín para esta documentación también se personalizó para este proyecto.

Finalmente la gestora se decidió por otra propuesta por una cuestión económica aunque reconoció que la propuesta de Grupo Inara era la más completa. Al realizar este tipo de proyectos, es muy difícil justificar a veces el importe económico sobre todo si las directrices de partida no se especifican claramente. Desde Grupo Inara no queríamos arriesgar con las calidades o cantidades del equipamiento ofertado y puede ser que eso hiciese que nuestra oferta económica fuese más elevada. Es en este punto donde cada empresa debe decidir su criterio a la hora de ofertar y hasta qué punto le compensa ajustar en unas cosas u otras. Yo me quedo con la satisfacción de saber que se presentó un trabajo bien hecho y que el cliente lo reconoció, aunque no pudiese premiarlo.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s